Featured

Interrogatorios de amigas bugas

La vida sexual es algo muy personal e íntimo, para muchas de nosotras no suele ser un  tema fácil de tratar, pues nos gusta manejarlo como algo muy privado; pero en muchas ocasiones las lesbianas nos vemos en apuros al ser cuestionadas sobre nuestra intimidad por mujeres heterosexuales o curiosas, que suelen muchas veces tomarlo como manual de seducción y ponernos realmente en apuros, al lanzar sus miradas acusadoras si decidimos no responder a su interrogatorio.

¿Hasta dónde llega el pudor y entra la sinceridad?

Esos dos puntos pueden llegar a ser muy incómodos para ambas partes, pues una línea muy delgada los separa. Hablar con pudor sobre nuestra sexualidad es el recurso más utilizado, pues a muchas les gusta conservar para sí misma los detalles; aunque hablar con sinceridad no es malo y no significa tener que dar detalles íntimos por más que las amigas pregunten o por más confianza que se les tenga, si no se desea hacerlo.

Algunas amigas parecen sentirse con el permiso de hablar desinhibidamente de sexo y creer que las lesbianas somos el “gurú” en el tema y todo comienza a ser sexo… Preguntar acerca de sexo, exagerar sobre sexo, todo tiene que ver con sexo.

image

¿Se puede llegar a sentirse inferior, distinta o fuera de lugar, ante las amigas heterosexuales?

Aquí lo primero a considerar es que el hecho de ser lesbiana, no te hace objeto de preguntas por parte de tus amigas bugas,  ellas son las de las dudas y lo reflejan en un sinfín de cuestionamientos, que la mayoría de las veces pueden resultar incómodos, sólo te queda respirar profundo y actuar con naturalidad; tu orientación sexual no tiene nada de malo, ni de especial, sólo es diferente a la de ellas.

No quiere decir que tus amigas estén tan interesadas en tu vida íntima; sólo les llama más la atención, por lo cual la curiosidad hace de las suyas. Lo mejor es no caer en la paranoia creyendo que ese hecho diferencial te vuelve vulnerable, pensar que sólo buscan burlarse o ponerte en evidencia, aunque a los ojos de tus amigas tu orientación sexual no sea la misma que la de ellas, debes de estar confiada en que es perfectamente natural.

No te avergüences o te sientas atacada, sé firme en mantener tu intimidad, pues sólo tú sabes con quien la compartes.

¿Se les puede hacer notar que no deseas participar en es ese interrogatorio?

Lo mejor es tomar las cosas lo más relajado posible, pues aunque puede llegar a ser molesto, es más viable no crear polémica. Puedes regresarle el interrogatorio de la manera más educada e inocente posible, por ejemplo… ¿Entre heteros se cuentan sus pormenores sexuales?, ¿Cuáles son las preferencias eróticas de tu pareja?, ¿Qué tan seguido y como les gusta hacerlo? Al invertir los papeles quizá se den cuenta de lo incomodo que resulta y paren el cuestionario.

Por ejemplo, una de las cosas que más angustia a nuestras madres, cuando salimos del clóset, es no saber cómo ponerse al tanto de lo que ocurre en la vida sexual de su hija, pues la incomodidad de esos temas hace que no sepan entablar una conversación íntima con sus hijas lesbianas.

No saben cómo aconsejarnos y nos han visto crecer pensando que, cuando fuéramos mujeres, ahí estarían ellas con su experiencia para aconsejarnos sobre cualquier tema, y de repente no saben cómo comportarse ni que decir, porque todo parece distinto entre nosotras en ese aspecto.

image

Con nuestras amigas hetero pasa algo similar, también se sienten confusas pues puede parecerles que no es lo mismo platicar sobre sus parejas masculinas, que nosotras al hablar sobre la mujer que comparte nuestra vida y nuestra intimidad. O pueden pensar que sus problemas de relación no son los mismos que pueda tener una pareja lesbiana, de ahí el origen de sus dudas.

Hablando ya, de personas muy cercanas a ti, es comprensible el deseo de saber más y es hasta cierto punto normal que tengan dudas… si se trata de una amistad que vale la pena conservar, no dejes que esas dudas hagan perderse la confianza entre ustedes. Utiliza toda tu comprensión y dales la oportunidad de sentirse cercanas a ti. Sea tu madre con función “BFF”, tu mejor amiga buga o tus compañeras de trabajo, las que hagan las preguntas, agradecerán tu sinceridad y naturalidad al responder.

Recuerda, la opinión de alguien cercano y que te quiere, puede aclararte las ideas también a ti; haz pequeñas revelaciones, nada que no quieras o no debas decir. Sólo cosas que se puedan platicar entre mujeres, independientemente de la orientación sexual que tengamos, porque al fin de cuentas, todas somos mujeres.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más popular

To Top