Pareja

5 formas de destruir tu relación

Es común que cuando pensemos en nuestras exnovias nos venga a la mente cuánto daño nos hicieron, el tiempo que pasamos de más aun sabiendo que no tenía futuro, lo mucho que las extrañamos o la posibilidad de volver con alguna de ellas (si no, felicidades).

Pero muy pocas veces pensamos de manera racional que pudimos dar más que lo que dimos o en las necedades que acabaron con la paciencia de una persona que quería intentarlo.

Hoy en BTA! te hablaremos de 5 cosas con las que destruimos nuestras relaciones a diario:

1. No adaptarte

A ninguna le gusta que la cambien, defendemos a las pequeñas cosas que nos hacen ser nosotras y antes de preguntarnos si está bien o no cambiar, reaccionamos defensivas ante la invasión. Sin embargo, ¿cuántos de nuestros hábitos y actitudes deben permanecer, nos haría verdadero daño ceder?

Este punto va para quienes pasan mucho tiempo defendiendo lo que las hace “únicas e irrepetibles” pero que las convierte en personas con las que se tiene que llevar la paciencia hasta el límite.

Piensa antes de poner resistencia a la crítica: si esa acción me molestara, ¿pediría un cambio?, ¿es razonable o solo un capricho mantenerla?

2. Reclamos excesivos

Antes de iniciar una pelea pregúntate: ¿vale la pena esto? Muchas personas (yo) se enojan (nos enojamos) porque alguien tarda 5 minutos en llegar… Cuando ella ya lleva media hora de retraso y la sangre te está hirviendo en la cabeza porque no hay pretexto que valga media hora… Piensa: ¿cuánto del tiempo que van a pasar juntas estarán peleando, sacrificarás esa parte de tu día para demostrar que tienes razón?

3. Eres la víctima recurrente

¿La desgracia te persigue y nada de lo que ocurre es culpa tuya?, ¿te ha pasado que cuando hay que explicarse algo malo buscas las últimas consecuencias para entender quién es el que propició todo? Aunque inconsciente, quizá estás convirtiéndote a ti misma en una víctima.

Pregúntatelo y si notas que te estás convirtiendo en esta clase de persona tóxica es momento de detener este tren a la mediocridad y distanciamiento humano.

4. ¿Me amas?

Pedir constantes reafirmaciones del amor que sienten por ti, pruebas como ¿tú por mi harías (inserte petición irracional)? O constantes muestras de aprobación como ¿segura que me veo bien con esta ropa que pasé eligiendo, y si me meto a clases de cocina o crees que he hecho bien en el kínder cuando…? ¿Si esto fuera diferente me seguirías amando?

5. Hay algo aquí que está mal

Lo pasan mal y no están solucionándose las cosas, resulta que pelean mucho por tonterías pero “Cuando estamos bien, estamos muy bien”, “Sí, las cosas no son lo que antes, pero seguro cambia para mejorar”… aferrarse a las glorias pasadas no deja nada bueno, cuando el panorama no es esperanzador y no hay ganas de negociar la magia no va a salvar nada.

1 Comment

1 Comment

  1. Ingrid

    diciembre 13, 2016 at 11:58 am

    Una vez que se ha caído en esto, y es muy sencillo hacerlo, debe existir alguna forma de remediar la situación, mas allá de aferrarnos a las glorias pasadas me rehusó a creer que no hay salvación ya…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más popular

To Top