Autoayuda

4 reglas para tener un gran sexo oral

Una de las prácticas sexuales más socorridas por las lesbianas es el sexo oral. También conocida como cunnilingus (del latín: cunnus, “vulva”; y lingō, lingĕre, “lamer”) es socorrida y debatida por las parejas desde tiempos ancestrales.

La posición sumisa, el asco, pudor o hasta la preocupación por lastimar a tu pareja son algunos de los puntos negativos cuando se trata de decidir si hacerlo o no, pero hoy en BTA! Trataremos de disipar algunos y robustecer la información que tienes al respecto.

Intimidad

Se trate o no de una pareja estable, el cunnilingus es un acto de mucha intimidad, lo que provoca en muchas de nosotras una mayor excitación. Algunos estudios de pareja demuestra que hay una relación estrecha entre esta práctica y el aumento del autoestima, debido a que te permite experimentar confianza.

Excitación compartida

La liberación de sustancias químicas en una descarga orgásmica son consumidas por  quien estimula con la lengua las zonas sensibles, es decir, se trata de un ganar-ganar.

Esto provoca que independientemente de quién da y quién recibe es placentero para ambas.

Además, ya metidas en temas de químicos, comparte con el sexo coital los beneficios para la salud como reductor del dolor en casos de migrañas y otros que suelen tratarse con medicamentos y ayuda a preparar la vagina si se quiere combinar con penetración.

Concentración

Identificar la reacción de un cuerpo al estimular las zonas erógenas es fabricar un mapa mental para dar placer. Reconocer las zonas sensibles y aprender cómo hacerlo y cómo no hacerlo es una gran forma de intimar y comunicarse sin hablar.

Es un ejercicio de paciencia y persistencia que te hará sumamente receptiva a las señales; además de que la cercanía hará  tus acciones mucho más certeras.

Experiencia

Si eres novata, hay algunos consejos que siempre son útiles:

– Calienta poco la mandíbula con besos y estiramientos, no hay nada menos sexy que un calambre antes de llegar al orgasmo. Respecto a las posiciones, también evita abrir demasiado sus piernas y aprende a disfrutar la forma en que sus muslos te acarician.

– Si la chica tiene vello púbico trata de no jalarlo y no jales el clítoris, al menos no como parte de los primeros pasos. Quizá cuando ella se excite más, te diga que quiere movimientos más intensos, pero no seas tan directa a menos que así lo quiera y evita los movimientos repetitivos: ¿crees que puedes patentar un movimiento estrella? Mucha suerte intentándolo.

Seguramente entre las lectoras habrá mucho más que una experta y estaría bárbaro que nos compartieran sus grandes secretos.

2 Comments

2 Comments

  1. jessica chandia

    diciembre 19, 2016 at 2:13 pm

    jajaja primero ai k ser cariñosa besar los laterales de su entre piernas y el besito de la timida.luego de que ya este exitada te vas directamente al acto lentamente e imaginarte k estas besando sus labios suaves lijeros y humedos uuuuu

  2. Jenn

    enero 5, 2017 at 4:29 pm

    Lo primero y mas importante es aprender a conocer a tu chica y sin pena preguntar si vas bien o que te hace falta, no juzgarla en el acto, solo escuchar y disfrutar junto con ella😈

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más popular

To Top