Actualidad

Porque #NosQueremosVivas ¡Necesitamos feminismo!

Antes de leer esto, sé que habrá muchas que opinarán sin siquiera haber leído el artículo (porque con tristeza he visto la indiferencia operar en nuestra comunidad).

Desde el momento en que dieron a conocer que encontraron el cuerpo de Lesvy Berlín Osorio las redes se polarizaron y así como han surgido defensores de su memoria y el esclarecimiento de su muerte, han surgido los #Igualistas que les parece una sobrerreacción una manifestación y las dolorosas pintas en las amadas letras de tabla-roca colocadas en Las Islas de Ciudad Universitaria.

Mi intención no es entrar al tren del mame, sino decirles queridas lectoras que están en peligro, peligro severo de muerte por hacer cualquier cosa que les guste hacer, por ser libres, por amar a otras mujeres, por ocuparse de su apariencia, por tener dinero, por no tenerlo, por usar ropa entallada o por vestir tomboy (porque hay violaciones correctivas que terminan en muerte)… prácticamente están en riesgo grave de ser asesinadas por el simple hecho de ser mujeres.

¿Feminicidio o solo homicidio?

Así como hay denominaciones y motivaciones por los tipos de crímenes, la definición de feminicidio es la siguiente:

“asesinato de mujeres por parte de hombres que las matan por el hecho de ser mujeres. Los feminicidios son asesinatos motivados por la misoginia, porque implican el desprecio y el odio hacia las mujeres”

Muchas personas se han quejado de la forma en que los contingentes feministas se manifiestan contra los asesinatos de mujeres, se critica que exista un descontento cuando los hombres se integran a los colectivos, se les llama radicales, estridentes y se mal mira a muchas de las actitudes tomadas al interior de dichos colectivos.

¿Es necesario? se preguntan quienes se sienten ajenos al  movimiento… personalmente creo que no se puede dar de otra forma.

El machismo lleva vigente desde hace siglos, por ideologías religiosas, morales y sociales. Por otro lado, la lucha por la igualdad de género tiene relativamente poco y el descrédito que se vive cuando pone temas delicados en la mesa es la reacción irracional a cuando cuestionas esas ideas “fijas” que sustentan los actos de las personas.

Las verdades más dolorosas son aquellas que tambalean nuestro sentido común, son aquellas que nos dejan sin saber cuál es el siguiente paso… son las pintas en las paredes que nos recuerdan que hay algo mal en este sistema “todo poderoso”. Como en cualquier lucha social, las calles no callan y las paredes hacen eco a los gritos de consignas de quien quiere un lugar más justo para vivir.

¿Quieres contribuir? Manifiéstate, grita, no permitas que ser mujer te coloque en una desventaja, evidencia cuando sea así, no hagas sentir incómoda a otra mujer por ninguna circunstancia, no permitas que alguien haga que otra mujer se sienta insegura, denuncia y sobre todo: no fomentes conductas que hagan que una compañera se sienta minimizada, no juzgues a otras mujeres. Porque seas una lectora ferviente, una hater o te sea indiferente la lucha… siempre, siempre podrás contar con que una de nosotras gritará y luchará por ti, porque #TeQueremosViva.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más popular

To Top