Entretenimiento

Carmilla, el libro que inspiró a la serie

Mucho mejor que la novela de Crepúsculo te presentamos a Carmilla, personaje femenino mucho antes de Drácula. Curiosamente, pocos saben de esta novela, donde su protagonista es una mujer vampiro y lesbiana.

De hecho se ha dicho que la novela gótica Drácula de 1987 tuvo como influencia esta otra, Carmilla, que fue realizada por Joseph Sheridan Le Fanu, escritor irlandés muy poco reconocido, y que fue publicada en 1871, en una época con muchos más tabúes.

La obra nos narra el suceso de cómo Laura conoce a Carmilla, la primera es la narradora de la historia, ella es una joven inglesa que vive con su padre en un castillo ubicado en Europa oriental, un día ve que dos mujeres nobles tienen un accidente, su carreta se voltea. Su vida da un giro cuando le dan asilo a Carmilla, esta queda inconsciente, como su madre no podía perder tiempo y debía seguir el viaje le pide de favor al padre de Laura que la reciban en el castillo Hollis con la promesa de volver lo más pronto posible.

La relación entre Laura y la joven Carmilla se vuelve cada día más fuerte, incluso más que una simple amistad pues la misma Laura menciona tener una gran atracción hacia ella aunque también llega a notar su extraño comportamiento: duerme todo el día, tiene ataques de ira muy fuertes, se despierta después de mediodía y se encierra en su cuarto sin dar señales de estar en él, entre otras cosas.

Poco tiempo después, Laura cae enferma y su padre comienza a preguntarse qué le pasa a su hija, pues desde la llegada de Carmilla, Laura comienza a sufrir de malestares y pesadillas. La historia llega a su fin cuando la familia descubre la verdadera identidad de la extraña visitante, que es en realidad una noble vampira, Millarca Karnstein, que habría muerto más de 100 años atrás y que se ha enamorado de Laura.

Existen similitudes y diferencias con el libro de Drácula pero si lees ambas a notar que precisamente este se inspiró bastante en Carmilla así que las vampiras lesbianas son increíbles.

Algunos puntos importantes por mencionar entre las similitudes destacan: es que Van Helsing es el Barón Vordenburg (ambos expertos en vampiros y personajes que terminan resolviendo el misterio final de la narración), Lucy es Carmilla (ambos personajes con una descripción física muy similar) y Mina es Laura. Una de las víctimas de Carmilla es Bertha Rheinfeldt, ella sería “Renfield”, un hombre que esclaviza Drácula y finalmente ambas obras se sitúan en Estiria (Austria), para Drácula sus primeros manuscritos están situados en este lugar, con el tiempo lo cambian a Transilvania.

Se han hecho varias adaptaciones de Carmilla, como la película “Vampyr” (1932) del danés Carl Dreyer o “Blood and Roses”, del director francés Roger Vadim, “The Vampire Lovers”, de Roy Ward Baker (1970), “El Ansia” de Catherine Denueveentre (1983), entre otras. Existen también numerosos cómics, animes, series de televisión y videojuegos.

Por cierto, el autor también se inspiró en la aterradora condesa Elizabeth Báthory, conocida como la condesa sangrienta.

Es una novela, que para aquel entonces, rompe con varios tabúes pues reivindica la femeinidad y libertad de preferencias sexuales. Una obra que fue un poco censurada e visibilizada por otras novelas de vampiros pero que a pesar de todo se reconoce como una obra muy influyente en el género, así como para perfilar la imagen del vampiro gótico, ya que la primera obra se llama  The Vampyre de Polidori (1819) y años después se realizó Carmilla.

Así que si te gusta el terror gótico, los vampiros y el amor lésbico esta novela es para ti.

 

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más popular

To Top